El avance militar

A partir del siglo IX, los reyes cristianos avanzaron hacia el sur. Esta expansión se conoce como reconquista, pues defendían tierras que creían suyas por considerarse herederos del reino visigodos.

El avance hasta el Duero

Durante los siglos IX y X, los cristianos avanzaron hasta el valle del Duero. Esta zona no interesaba a los musulmanes y por ello había quedado prácticamente desierta.

La conquista de los valles del Tajo y del Ebro

Tras la disolución del califato en Córdoba en el año 1031, los reinos cristianos aprovecharon la debilidad de las taifas para asentar su dominio hasta el río Duero y proseguir su expansión hacia el sur de la península. Si no sabes de lo que te estoy comentando, haz click aquí.

En los siglos XI y XII, Portugal y Castilla avanzaron más allá del río Tajo y fijaron en Sierra Morena la frontera con Al-Ándalus. De mientras, en el este, Aragón conquistó Zaragoza y Teruel, y Cataluña se expandió hasta Tortosa.

La conquista del valle del Guadalquivir, Levante y Baleares

Los reyes cristianos unieron sus fuerzas en 1212 en la batalla de las Navas de Tolosa, en la que vencieron a los musulmanes. Esta derrota abrió al-Ándalus a los ejércitos cristianos.

Repoblación

Para controlar los territorios conquistado, era necesario repoblarlos.

Hasta el siglo XI

Los reyes organizaban las tierras conquistadas en circunscripciones (como distritos) formadas por una villa o ciudad que ejercía como capital y numerosas aldeas que dependían de ella. Para atraer pobladores, otorgaban cartas puebla o fueros. Es decir, unos documentos que ofrecían privilegios a quienes residían en ese territorio. Para que lo entiendas mejor, es como si estuviesen comprando a los pobladores.

En las aldeas vivían campesinos libres que recibían tierras a cambio de cultivarlas y defenderlas en caso de ataque. Con este método, se repoblaron las tierras entre el Duero y el tajo y parte del Valle del Ebro.

A partir del siglo XI

Se conquistaron extensos territorios pocos poblados. Ante la dificultad de su repoblación, los reyes dividieron en grandes latifundios (para entenderlo mejor, propiedades) y los entregaron a familias nobles, a la Iglesia o a las órdenes militares. Los campesinos que trabajaban en ellos eran siervos. Con este método repoblaron La Mancha, Extremadura, Baleares, Valencia y Murcia.

En Andalucía, en los lugares conquistados, mediante un acuerdo se permitió a la población musulmana que continuara viviendo en sus tierras y practicara su religión. Este grupo protagonizó la revuelta de 1264. Esta revuelta provocó que gran parte de los musulmanes fueran expulsados de Andalucía. En las ciudades tomadas por la FUERZA, la mayoría de la población musulmana huyó al reino nazarí o al norte de África.

Para poblar los territorios deshabitados en Andalucía, los reyes fomentaron la llegada de repobladores desde Castilla, León y Galicia (sobre todo). A estas personas se les entregaban pequeños lotes de tierras. Además, los monarcas donaron a los nobles que les habían ayudado en la conquista, grandes fincas que se convirtieron en señoríos. También, las órdenes militares y el alto clero recibieron señoríos. Los repartos de tierras quedaban anotados en los libros de repartimiento.

Aquí un ejemplo:

Categorías: AprenderGeografía e historia

Alexandru Theodor Muntenas

Estudiante de la ESO en el IES Montevives. Miembro del Área de Altas Capacidades del IES Montevives y percusionista en la Banda Municipal Las Gabias. Aprender es una pasión : 9