Las migraciones tienen repercusiones profundas en las poblaciones, ya que modifican la estructura demográfica, aumentan los contrastes religiosos, etc. Las consecuencias de las migraciones son distintas para las regiones emisoras (de las que salen los emigrantes) y las receptores (donde inmigran los emigrantes).

CONSECUENCIAS EN LAS ZONAS EMISORAS

Como no, las migraciones tienen efectos negativos en la estructura de la población, por que esta envejece al emigrar las personas más jóvenes. Sin embargo, todo lo malo tiene algo bueno. ¿Y qué hay bueno en esto? Pues muy sencillo, la economía es aliviada, ya que se alivia los problemas de desempleo y la presión sobre los recursos.

CONSECUENCIAS EN LAS ZONAS DE RECEPCIÓN

Las migraciones tienen efectos positivos en la estructura de la población de las zonas receptoras de inmigrantes. La llegada de población joven y adulta aumenta la natalidad, rejuvenece la población y hace que crezca la población de forma activa.

En el aspecto cultural y social, se dan efectos positivos. Sin embargo, se pueden producir efectos negativos, como esfuerzos económicos para aplicar políticas de integración de los inmigrantes y pueden surgir fenómenos de marginación.

Categorías: AprenderGeografía e historia

Alexandru Theodor Muntenas

Estudiante de la ESO en el IES Montevives. Miembro del Área de Altas Capacidades del IES Montevives y percusionista en la Banda Municipal Las Gabias. Aprender es una pasión : 9