Cargando duoestudios.es

Los órganos de gobierno

Carlos I y Felipe II aumentaron la centralización. Aunque el imperio español estaba formado por territorios diferentes, con sus propias leyes e instituciones, todos tenían un mismo rey. El rey lo hacía casi todo. Y digo casi por que había cosas que no podía hacer de forma independiente, por ejemplo, si quería promulgar una nueva ley, tenía que ser aprobada por la corte de cada territorio.

El monarca contaba con el asesoramiento de los consejos. Los consejos territoriales se ocupaban de los asuntos relacionados con un territorio concreto. Caso del consejo de Castilla, Aragón, Flandes… En cambio, los consejos temáticos se ocupaban de materias específicas. Como el Consejo de Estado, el de Hacienda…

El Consejo de Estado tenía validez en todo el Imperio, ya que trataba las cuestiones internacionales y los asuntos de mayor trascendencia.

Además, en cada territorio había un virrey o gobernador que representaba al rey y gobernaba en su nombre. También existían las chancillerías y las audiencias, que eran tribunales supremos de justicia que dictaminaban en nombre del monarca.

En algunas regiones había instituciones encargadas de controlar que el rey no vulnerara las leyes propias de esos territorios. Es el caso del Justicia Mayor de Aragón

Fuente: Heraldo de Aragón (heraldo.es)

La sociedad

La sociedad española siguió dividida en estamentos privilegiados y no privilegiados.

Los privilegiados

No pagaban casi ningún impuesto y tenían tribunales propios. Aun así, dentro de la nobleza había diferencias.

  • La alta nobleza poseía extensas propiedades y acaparaba los cargos de gobierno.
  • La baja nobleza estaba formada por los hidalgos, que muchas veces no tenían dinero ni posesiones.
  • El alto clero incluía a los altos cargos de la Iglesia, que eran propietarios de grandes tierras y tenían gran influencia en la corte.
  • El bajo clero estaba formado por frailes, monjes y curas de parroquias modestas. Contaban con una renta escasa.

El pueblo llano pagaba impuestos y se dedicaba a las actividades productivas. Estaba compuesto mayoritariamente por campesinos, aunque también lo integraban artesanos, criados, grandes comerciantes… El escalón más bajo de la sociedad lo ocupaban los marginados, como los mendigos y los pícaros.

Las actividades económicas ?

A comienzos del siglo XVI, Castilla era el principal soporte económico de la Monarquía Hispánica. La agricultura prosperó gracias a la roturación de nuevas tierras y la ganadería trashumante mantuvo su importancia debido a las exportaciones de lana.

La artesanía también creció, sobre todo en la siderurgia basca y la confección de paños en Castilla. Sin embargo, el comercio experimentó un mayor auge, debido en gran medida al monopolio comercial con el imperio colonial y a la llegada de metales desde América. Todo el comercio americano pasaba por Sevilla.

Aunque todo parecía que iba bien, la subida de precios, la elevación de los impuestos y otros factores llevaron a la economía española a recurrir a banqueros y solicitar préstamos, hasta que todo hizo pum.

Categorías: AprenderGeografía e historia

Alexandru Theodor Muntenas

Estudiante de la ESO en el IES Montevives. Miembro del Área de Altas Capacidades del IES Montevives y percusionista en la Banda Municipal Las Gabias. Aprender es una pasión : 9