El crecimiento que tuvo lugar en Europa entre los siglos XI y XIII dio paso a una profunda crisis en el siglo XIV.

Los problemas de la agricultura

Durante la primera mitad del siglo XIV, Europa atravesó una etapa de un gran incremento de precipitaciones, que tuvo como consecuencia la perdida de varias cosechas.

Además, el crecimiento de la población en siglos anteriores obligó a una intensa explotación de los suelos agrícolas, que se agotaron.

Recordamos que en entradas anteriores hemos comentado del tema del crecimiento de la población. ¿No sabes el motivo? Haz Clic Aquí

Las malas cosechas, el agotamiento de los suelos y la falta de innovaciones técnicas que incrementaran los rendimientos provocaron la subida de los precios y la crisis de abastecimiento en las ciudades. Las hambrunas se generalizaron y la desnutrición se extendió.

El aumento de los conflictos derivados del fortalecimiento del poder de los reyes provocaron numerosas guerras, tanto internas como entre los diferentes reinos. La más destructiva y prolongada fue la guerra de los Cien Años. Los reyes alistaron en sus ejércitos a campesinos. Como gran parte de las batallas tenían lugar en primavera y verano, época de la siembra y la cosecha, los campos quedaban sin atender (por que los campesinos fueron alistados en el ejército). Además, las guerras provocaron un incremento de la mortalidad y la destrucción de las cosechas. Para compensar la disminución de los ingresos causada por la pérdida de las cosechas y la destrucción de las guerras, adivina que, los reyes, nobleza y la Iglesia incrementaron los precios. Ahora llega la parte interesante. La escasez de los alimentos y las subidas de los impuestos ocasionaron numerosas y violentas rebeliones campesinas contra los señores feudales.
En casi todas las ciudades europeas hubo también revueltas urbanas, en las que los grupos más desfavorecidos pedían mejoras en los salarios y las condiciones de trabajo.

La peste negra

Puede que te suene la peste negra, pero fue una enfermedad horrible. Entre 1348 y 1352, Europa sufrió una terrible epidemia de PESTE NEGRA. La enfermedad se cebó sobre la población con malas condiciones. Como consecuencia, la mortalidad fue elevadísima. La peste se originó en ASIA, y los barcos mercantes genoveses la trajeron a EUROPA. Se extendió por el continente con gran rapidez. (Creo que ya sabes por qué). Las ciudades fueron las más afectadas, debido a la aglomeración de la población y a que la peste se difundía a través de las pulgas de las ratas.

¿Qué provocaba esta enfermedad?

Esta enfermedad provocaba fiebres elevadas escalofríos y bubones o inflamaciones de los ganglios linfáticos. Causaba la mierte en muy pocos días. En un periodo de cinco años murieron entre 20 y 25 millones de personas, la cuarta parte de la población Europea. Además, las epidemias de peste se repitieron en sucesivas oleadas hasta 1490.
Categorías: AprenderGeografía e historia

Alexandru Theodor Muntenas

Estudiante de la ESO en el IES Montevives. Miembro del Área de Altas Capacidades del IES Montevives y percusionista en la Banda Municipal Las Gabias. Aprender es una pasión : 9