El camino hacia el parlamentarismo

En la primera mitad del sigo XVII, los reyes de la dinastía Estuardo se propusieron gobernar en Gran Bretaña e Irlanda sin contar con el Parlamento. El descontento por esta decisión y las revueltas en Escocia por motivos religiosos desembocaron en 1640 en una revolución.

Los actos revolucionarios desencadenaron en 1642 en una guerra civil que finalizó con la expulsión de la dinastía Estuardo. Se ejecutó al rey Carlos I, se abolió la monarquía y accedió al poder un miembro del parlamento, Oliver Cromwell, que instauró una dictadura.

Tras la muerte de Cromwell y el fin de la dictadura, el Parlamento restauró la monarquía. Pero aún era necesaria una segunda revolución en 1688 para que se aprobara un año más tarde una Declaración de Derechos. Esta Declaración limitaba el poder del rey frente al Parlamento y sentaba las bases de la separación de poderes.

Los cambios sociales

La expansión comercial de Inglaterra favoreció la aparición de una próspera burguesía. Este grupo estaba formado por los mercaderes que obtenían dinero del comercio y actividades financieras.

Por otra parte, tras la guerra civil, se consolidó la importancia de la pequeña nobleza rural (gentry), propietaria de aproximadamente la mitad de las tierras del Reino Unido en el siglo XVII y en las que se aplicaron métodos modernos en el cultivo para sacar buen provecho.

La expansión colonial

Inglaterra mostró pronto su interés por participar en el lucrativo comercio asiático. En 1600 creó la Compañía Inglesa de las Indias Orientales, que centró sus esfuerzos en la India. Allí fundó diversas factorías . Los ingleses también fundaron colonias en América del Norte. Tras la creación en 1607 de Jamestown, fundaron otras como Plymouth, creada en 1620 por los protestantes radicales, y Nueva York, nombre que los ingleses dieron a Nueva Ámsterdam en 1664, después de arrebatársela a los holandeses.

Poco a poco fueron apareciendo dos zonas en la América colonial británica:

  • Colonias del norte > Habitadas por protestantes radicales. Vivían del comercio y cultivo
  • Colonias del sur > Habitadas por aristócratas dueños de extensas plantaciones en las que trabajadas por los esclavos negros

La expansión colonial de Inglaterra, tanto en Asia como en América provocó distintas guerras coloniales contra sus competidores, principalmente PORTUGAL y FRANCIA. La victoria inglesa en muchos de estos conflictos fue posible gracias a la Royal Navy una potente armada que convirtió a Inglaterra en la potencia hegemónica mundial del mar.

Categorías: AprenderGeografía e historia

Alexandru Theodor Muntenas

Estudiante de la ESO en el IES Montevives. Miembro del Área de Altas Capacidades del IES Montevives y percusionista en la Banda Municipal Las Gabias. Aprender es una pasión : 9