Cargando duoestudios.es

Denominamos mester de juglaría a una corriente literaria de la Edad Media cuya producción fundamental son poemas narrativos sobre héroes épicos, transmitidos de manera anónima y oral.

Pero antes de entrar más en materia, debemos resolver la siguiente pregunta surgida… ¿qué es un juglar?

Los juglares eran personas que entretenían al público con espectáculos muy variados basados en la danza, ilusionismo, títeres, música, canto…

e informaban al público con datos históricos y geográficos muy concretos sobre los hechos bélicos más importantes que acontecían en una sociedad guerrera. Por eso, los cantares de gesta castellanos son tan realistas.

Los juglares utilizaban las siguientes técnicas literarias para cumplir con su función:

  • Memorizaban los extensos poemas épicos y los recitaban con algún instrumento mientras apoyaban sus recitales con la mímica.

La mímica, ​es un medio de expresión no verbal a partir del lenguaje corporal y gestual.​​ Usada para transmitir una idea o un discurso dramatizado, es uno de los más primitivos modos de expresión artística para enfatizar sentimientos o emociones, tanto en representaciones dramáticas como en la danza.​

  • La transmisión era oral. Esto se reflejaba en las obras, ya que adoptaban los rasgos lingüísticos del propio habla y recursos como epítetos épicos, que eran fórmulas expresivas de alabanza.
  • La métrica es irregular, aunque predominan los versos de dieciséis sílabas. Pero los juglares no se ajustaban tampoco a una estrofa fija, si no que agrupaban un número indeterminado de versos asonantes en series o tiradas.
  • Los juglares también modificaban sus relatos para adaptarlos al gusto del público o por que simplemente, no se acordaban de algo. Esto también da lugar a que no se puede atribuir la autoría de los relatos a ninguno de ellos en particular, por aquellas variaciones.

Al ser obras de transmisión oral, casi todos los poemas épicos medievales se han perdido. El único que se conserva CASI completo es el Cantar de Mío Cid, que veremos a continuación.

El Cantar de Mio Cid fue compuesto en el siglo XII por dos juglares. Hoy en día, podemos disfrutar de este gracias al copista llamado Per Abat, que lo recogió en un manuscrito en el siglo XIV.

Mucho era pagado del suenno que a sonnado.Otro día mannana pienssan de cavalgar;es’ día a de plazo, sepades que non más.A la sierra de Miedes ellos ivan posar.

Fragmento del Cantar de Mio Cid

El Cantar de Mio Cid

Conociendo la obra

De acuerdo con las investigaciones de Menéndez Pidal, el poema fue escrito por dos poetas: uno de San Esteban de Gormaz, buen conocedor de los hechos, que escribía muy cerca de la realidad histórica; y otro de Medinaceli, más tardío y alejado de los hechos históricos del Cid, que poetiza más libremente. Probablemente, fue compuesto en torno al año 1140.

Estructura y argumento

El poema de Mio Cid se divide en tres cantares:

Cantar del destierro

En el cantar del destierro se deshonra al Cid. El Cid es injustamente desterrado de Castilla por el rey Alfonso VI. Don Rodrigo se ve obligado a abandonar su casa y a separarse de su esposa, doña Jimena, y de sus hijas, Elvira y Sol, que quedan recluidas en un monasterio. Solo lo acompaña un puñado de fieles guerreros. Comienza la conquista de territorios árabes.

Cantar de las bodas

En el cantar de las bodas, el Cid comienza a recuperar su honra. El Cid conquista Valencia y envía regalos al rey (los cuales son aceptados), al mismo tiempo pide al rey ir a ver a su esposa e hijas (el rey accede). Las hijas del Cid se casan por voluntad del rey con los condes de Carrión.

Las hijas del Cid de Ignacio Pinazo, 1879. Doña Elvira y doña Sol aparecen atadas en el robledo de Corpes tras ser vejadas por sus esposos, los infantes de Carrión.

Cantar de la afrenta de Corpes

En este cantar vuelve a perder su honor el Cid, y no teniendo suficiente, también sufre pérdidas económicas. Las hijas del Cid son maltratadas en el robledal de Corpes por sus esposos, que se vengan así del Cid por que estaban dolidos por la fama de cobardes que se habían ganado en Valencia y los condes de Carrión escapan, además, con el gran dote que les ha entregado el Cid por haberse casado con sus hijas.

Pero si seguimos analizando este cantar, el Cid vuelve a recuperar su honra. ¿Cómo?

Se convocan las Cortes de Toledo para tratar específicamente la humillación que ha sufrido el Cid. En las Cortes obligan a los condes de Carrión a devolver la cuantiosa dote. Tres de sus fieles guerreros derrotan a los Condes de Carrión en unas justas. Gracias a esto, el Cid recupera su honra. Y tras anular el anterior matrimonio entre los Condes de Carrión y las hijas del Cid, las hijas del Cid se casan con los infantes de Navarra y Aragón, dando lugar que la familia del Cid pase a formar parte de la casa real.

Categorías: AprenderLengua

Alexandru Theodor Muntenas

Estudiante de la ESO en el IES Montevives. Miembro del Área de Altas Capacidades del IES Montevives y percusionista en la Banda Municipal Las Gabias. Aprender es una pasión : 9