Los reinos de taifas

Tras la muerte de Almanzor en 1002, las luchas asolaron al-Ándalus hasta que se depuso al último califa de Córdoba en 1031. El califato se dividió a partir de entonces en pequeños reinos o taifas. Este fue el comienzo de una etapa de fuerte crisis política, pero de gran brillantez cultural en al-Ándalus.

Las taifas se enfrentaron entre sí, pues las más fuertes querían adueñarse de las más débiles. Destacaron las taifas de Sevilla, Toledo, Badajoz y Zaragoza. La desunión loas debilitó (las taifas), por lo que también fueron hostigadas constantemente por los reinos cristianos del norte. Para evitar los ataques, los reyes de las taifas pagaban parias a los reyes cristianos. Los impuestos aumentaron, por lo que provocó que la población se descontentase.

Pero los cristianos eran cada vez más fuerte. En 1085, Toledo cayó en manos cristianas. Atemorizados, los musulmanes llamaron en su ayuda a los almorávides, guerreros bereberes que habían formado un gran imperio en el norte de África.

Los imperios norteafricanos

Los almorávides eran bereberes del norte de África que profesaban los principios más estrictos del islam.

1086 > Los almorávides cruzan el estrecho de Gibraltar y llegaron a la península ibérica para frenar el avance de los reinos cristianos.

1089 > Iniciaron la ocupación de diversas taifas, pero los avances cristianos y la impopularidad de algunas de las medidas que adoptaron provocaron revueltas.

Los almorávides no pudieron impedir una nueva fragmentación de al-Ándalus en multitud de pequeños Estados.

Siglo XII > Algunas taifas volvieron a pedir ayuda a los bereberes norteafricanos.

1147 > Los almorávides fueron sustituidos por los almohades.

1212 > La unión militar permitió frenar a los cristianos en la batalla de las Navas de Tolosa.

Tras esta batalla, el Imperio almohade se desintegró y los cristianos conquistaron casi toda al-Ándalus

El reino nazarí de Granada

Tras la desaparición de los reinos de taifas, el reino nazarí de Granada se convirtió en el último territorio musulmán de la península. En el consolidó su poder la dinastía Nasr o nazarí. El reino nazarí se extendía por las actuales provincias de Málaga, Almería, Granada y parte oriental de Cádiz.

El reino nazarí era débil. Durante más de dos años fue vasallo de Castilla. Los reyes granadinos pagaban parias a los monarcas castellanos y los ayudaban a en caso de guerra. No obstante, el reino nazarí alcanzo su esplendor en el siglo XIV.

La historia estuvo muy marcada por las luchas internas entre la dinastía nazarí y otras familias nobles, como la de los Abencerrajes. Los enfrentamientos internos debilitaron tanto al reino que acabaron facilitando la conquista cristiana por los Reyes Católicos el 2 de enero de 1492.

Categorías: AprenderGeografía e historia

Alexandru Theodor Muntenas

Estudiante de la ESO en el IES Montevives. Miembro del Área de Altas Capacidades del IES Montevives y percusionista en la Banda Municipal Las Gabias. Aprender es una pasión : 9