|

Hoy aprenderás cuáles eran las características de la sociedad del Antiguo Régimen, cómo aumento la riqueza y el poder de la burguesía, las nuevas formas de pensar que surgieron con la ilustración y los diferentes sistemas políticos que existían y en qué se diferenciaban.

¿Cómo eran la agricultura y la sociedad del Antiguo Régimen?

En Europa predominaba las sociedades del Antiguo Régimen durante el siglo XVIII. Eran sociedades basadas en la economía agraria tradicional, una división de estamentos y el gobierno por una monarquía absoluta.

Una agricultura de subsistencia

Hablamos de situaciones que sucedieron hace menos de 3 siglos (a la fecha que estoy publicando esto). En aquella época, la agricultura era la actividad económica más importante. 8 de cada 10 habitantes trabajaban y vivían de la agricultura y ganadería.

Esta agricultura era de subsistencia, es decir, se empleaban métodos y técnicas tradicionales, dando lugar a bajos rendimientos. Esta estaba orientada mayoritariamente al autoconsumo. A consecuencia del bajo rendimiento, los intercambios eran muy escasos y se realizaban en mercados locales o regionales.

Desde la Edad Media, el sistema de cultivo empleado era la rotación trienal con barbecho.

Lo que vemos arriba es un campo de cultivo (mu’ cutre) dividido en tres partes, en los dos rectángulos sin las líneas diagonales eran cultivadas y el otro se deja en barbecho, es decir, sin cultivar para que el suelo recupere su fertilidad.

Los vecinos tenían alguna parcela para sembrar en cada área, y el ganado pastaba y fertilizaba el área del barbecho.

Una de las principales consecuencias de la agricultura de subsistencia eran las crisis que se producían, con mucha frecuencia. Estos eran producidos por la climatología adversa (heladas, lluvias o sequías anómalas…), dando lugar a malas cosechas, subida del precio del trigo, hambre y, a veces, epidemias. Estas crisis producían frecuentemente revueltas populares.

La sociedad estamental

El Antiguo Régimen se alimentaba de una sociedad estamental, es decir, formada por estamentos («niveles sociales»). Se divide en dos grupos principales:

  • Los privilegiados, al que pertenecían los estamentos de la nobleza y el clero.
  • Los no privilegiados, que formaban el Estado llano o Tercer Estado. Pertenecían los campesinos y burgueses.

La diferencia estaba en la «sangre» o nacimiento. Es decir, si eres hijo de una familia noble, eras noble. En cambio, si eras hijo de un burgués, eras burgués y punto.

Por eso mismo, aunque un burgués por mucho dinero y cultura que tuviese, difícilmente llegaría a tener un alto cargo.

Los privilegiados

Los privilegios estaban fijados por ley. La nobleza poseía tierras e inmuebles vinculadas a cada título o casa nobiliaria, y su primer descendiente los heredaba inalterables.

Los nobles también gozaban de la posibilidad de no pagar impuestos, no ser juzgado por las leyes y tribunales especiales, y acceder a altos cargos y empleos.

Cuando hablamos sobre la Iglesia, debemos saber que esta recibía un diezmo, es decir, un impuesto que equivalían a un 10% de la cosecha de los campesinos. Además, esta poseía grandes propiedades vinculadas a la diócesis, convento, parroquia, etc.

El alto clero obtenía sus privilegios por su origen noble y monopolizaban los cargos eclesiásticos. En cambio, el bajo clero, de origen plebeyo, vivía modestamente aunque en la Iglesia tenía residencia y manutención.

Los NO privilegiados

La gran mayoría de la población formaba el Estado llano (campesinos, servidumbre, artesanos, comerciantes y también burgueses). Aunque hubiera diferencias económicas, todos compartían la falta de derechos.

La mayor parte eran campesinos y, salvo unos pocos propietarios medianos, trabajaban como arrendatarios o jornaleros las tierras de los privilegiados, a quienes pagaban rentas y derechos señoriales.

Entre las clases populares urbanas había más movilidad. Los artesanos seguían las normas establecidas por su gremio, que dificultaban la innovación. Había ricos comerciantes y banqueros que se sentían discriminados frente a los nobles en el acceso a cargos y poder.

¿Por qué creció la riqueza y el poder de la burguesía?

En aquella época parecía que la vieja sociedad estamental y agraria era inmutable. Pero el siglo XVIII fue testigo de cambios que sobrepasó el marco europeo y que prepararon las posteriores revoluciones industrial y burguesa.

La población y la producción aumentaron…

La población europea comenzó a crecer en el siglo XVIII. En este siglo no hubo «enemigos» a la vista, es decir, pandemias, guerras… En cambio, aumentó la producción agraria y mejoró la dieta alimenticia. Sin mortalidad catastrófica, la alta natalidad dio lugar a un rápido crecimiento de la población.

La población aumenta, más bocas para alimentar, que, traducido a lenguaje más formal, la demanda alimenticia aumentó. Para poder hacer frente a la demanda, se trabajaron las tierras yermas y se introdujo el cultivo de patatas y maíz (de origen americano y con gran poder alimenticio).

Gracias a los nuevos cultivos, se pudo aprovechar las áreas frías y lluviosas.

Las tierras yermas son terrenos que no están cultivados o no se pueden cultivar.

El aumento de población también dio lugar al crecimiento de la industria, a través de dos sistemas de producción de bienes:

  • El trabajo a domicilio: Organizado por comerciantes que facilitaban materia prima a los artesanos y recogían y vendían su producción.
  • Las manufacturas, grandes talleres con numerosos artesanos (fabricación de armas y artículos de lujo). Numerosos talleres fueron creados por el Estado para el mercado interno.

…el comercio triangular dio grandes beneficios…

El aumento de la producción y de los negocios impulsó el comercio europeo. Mejoraron las carreteras, y sobre todo, las vías fluviales, que abarataron el transporte. El caudal regular de los ríos y las llanuras de buena parte de Europa facilitaron la posibilidad de crear una gran red de canales.

Aun así, el principal impulsor de la economía europea fue el comercio colonial. Desde el siglo anterior, Países Bajos, Gran Bretaña y Francia se sumaron a Portugal y España como potencias coloniales. En estos países se monopolizó el comercio debido a las grandes compañías con sus áreas coloniales.

…y la burguesía vio crecer su poder e influencia.

El desarrollo de los negocios comerciales enriqueció a la burguesía. Los nobles y clérigos llegaron a estar muy por debajo (económicamente), debido a que su riqueza se basaba en la propiedad agraria.

De esta forma, aumentó el poder e influencia social de los burgueses, y con ello, la incoherencia de su desigualdad ante la ley, como miembros del Estado llano.

¿Qué nuevas formas de pensar surgieron en el siglo XVIII?

El nacimiento de la ilustración

En el siglo XVII hubo grandes descubrimientos por grandes científicos. Estos fueron admirados y debatidos a lo largo del siglo XVIII.

La revolución científica del siglo XVII fue la base de la creación de un nuevo movimiento intelectual en Europa, y en particular en Francia, basado en el uso de la razón y la observación, empleado para analizar críticamente la realidad, prescindiendo de la tradición, la relevación religiosa y la superstición como fuente de conocimiento. Y sí, amigos míos, hablamos sobre la ilustración.

La primera tarea de los ilustrados fue explicar racionalmente los distintos ámbitos del saber humano, desde la metafísica o la política, hasta la óptica y la carpintería, confiando en que la razón y la ciencia traerían progreso y felicidad.

La ilustración puso también su confianza en la educación, en enseñar a pensar y formar técnicamente al ciudadano, como un camino necesario para crear una sociedad tolerante y próspera.

De Long List of Contributors to the Encyclopédie – File:ENC 1-NA5 600px.jpeghttp://ets.lib.uchicago.edu/ARTFL/OLDENCYC/images, Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=28864546

La aparición de la Enciclopedia

Uno de los mejores ejemplos de esta voluntad de educar a los ciudadanos y prueba también de la confianza en la razón fue la creación de la Encyclopédie. Esta obra fue dirigida por Diderot y D’Alambert y publicada entre 1751 y 1772. Está formado por 35 volúmenes.

La Encyclopédie, en su elaboración, colaboraron hasta 140 especialistas en los diversos campos del saber, y son de destacar sus abundantes ilustraciones con grabados.

Estaba escrita en un lenguaje claro y directo para llegar a la burguesía. Eso sí, la crítica que realizaba a las tradiciones y la intolerancia provocó gran oposición y censura por parte de la monarquía y la Iglesia.

La sociedad propuesta por los ilustrados

El parlamentarismo inglés y la obra de John Locke tuvieron gran influencia en los ilustrados franceses.

Según Locke, el Estado nace del pacto entre gobernantes e individuos. Solo es válido si se respeta los derechos naturales a la vida, la libertad y la propiedad, y si hay un parlamento elegido que apruebe las leyes.

Los pensadores ilustrados que sentaron las bases del liberalismo político fueron:

  • Voltaire: defendió que el Parlamento limitase el poder del Rey y que los impuestos no recayeran sobre el tercer Estado.
  • Montesquieu: propuso la división de poderes: el legislativo, ejercido por un Parlamento representativo; el ejecutivo, por el rey y sus ministros; y el judicial, por jueces independientes.
  • Rousseau: planteó el principio de la soberanía nacional, por el cual el poder emana del consentimiento de los ciudadanos, expresado mediante el voto.

Junto a estas propuestas políticas, los ilustrados criticaron la sociedad estamental y la existencia de estamentos privilegiados. Proclamaron que nadie podía heredar ni gozar de prestigio o privilegios en nombre de sus antepasados, defendiendo la movilidad social, el principio de igualdad ante la ley y el mérito según la valía de cada persona.

Respecto a la economía, los ilustrados se opusieron al mercantilismo, el cual defendía que la prosperidad de un país se basaba en la acumulación de metales preciosos y del comercio.

Por ello, defendieron que la agricultura era la principal fuente de riqueza del país, que el Estado no debía intervenir en los asuntos económicos y propusieron la libre iniciativa, la propiedad privada y la libertad económica.

¿Qué alternativa se creó frente a la monarquía absoluta?

La monarquía absoluta era el sistema de gobierno más extendido en Europa. Esta era hereditaria y de derecho divino, es decir, la autoridad del rey provenía de Dios y la persona del rey se consideraba sagrada.

Hoy en día disponemos de una plena democracia, en la cual existe una separación de poderes (legislativo, judicial y ejecutivo), pero en la monarquía absoluta, esa separación de poderes no existía. Todos los poderes los concentraba el rey y de él dependían todas las instituciones del Estado. Véase que no existía ningún control y los habitantes del reino no eran consideradores ciudadanos, sino súbditos pertenecientes al rey.

El Despotismo ilustrado

Introdujo reformas, es cierto. Desde mediados de siglo, algunos monarcas europeos adoptaron políticas reformistas, inspiradas en la Ilustración (que antes hemos visto), pero sin cuestionar su poder absoluto ni los privilegios sociales. Es por eso, que el Despotismo Ilustrado se resume en Todo para el pueblo pero sin el pueblo.

Los cambios introducidos buscaban el interés general: modernizar la agricultura, desarrollar el comercio y la manufactura, eficacia fiscal y administrativa… Sin embargo, chocaron frontalmente con un sistema basado en los privilegios y el absolutismo. La dificultad de reformar las sociedades «desde arriba» abrió lugar a las revoluciones liberales.

Regímenes parlamentarios

Las revoluciones del siglo XVII que se produjeron en Inglaterra y en los Países Bajos demostraron que era posible poner fin a la monarquía absoluta y a las leyes del Antiguo Régimen. Lo había logrado la nueva burguesía con el poder económico y el prestigio social obtenido a través del comercio y las manufacturas.

Bajo la forma de monarquía o república, los dos países implantaron un nuevo sistema político, el parlamentarismo.

Fundamentada en la separación de poderes, en la existencia de un parlamento (de aquí el nombre) elegido por propietarios y aristócratas que elaboraba las leyes y controlaba al gobierno, y en el respeto de los derechos de los ciudadanos.

La independencia de los Estados Unidos, la primera revolución liberal

Categorías: AprenderGeografía e historia

Alexandru Theodor Muntenas

Estudiante de la ESO en el IES Montevives. Miembro del Área de Altas Capacidades del IES Montevives y percusionista en la Banda Municipal Las Gabias. Aprender es una pasión : 9

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar