|

Antes que nada, los tres objetivos principales de la política exterior del Imperio Español del siglo XVI.

La rivalidad con Francia

Francia fue el principal rival de la Monarquía Hispánica en el siglo XVI. Durante todo su reinado, Carlos I estuvo en guerra con Francisco I de Francia por el dominio de Italia. Todo comenzó cuando el rey francés ocupó Milán, lo que provocó la batalla de Pavía en 1525, en la que vencieron a los tercios españoles. 13 años después, Carlos I incorporó al Milanesado a la Monarquía Hispánica, pero…… esto no supuso el fin de las enemistades entre ambos monarcas.

Unos años después, Felipe II derrotó a los franceses en la batalla de San Quintín en 1557 y obligó a firmar la Paz de CateauCambresis, que supuso el fin a la amenaza francesa durante varias décadas

La expansión del Imperio Turco

Supuso una doble amenaza para Carlos I. Los turcos trataron de conquistar algunos territorios en Alemania. En 1529 sitiaron en Viena, pero no la ocuparon.

Por otro lado, en el Mediterráneo, las incursiones piratas de los berberiscos (aliados de los Turcos) dificultaban el comercio. Por ello, en respuesta al problema, Carlos I organizó varias campañas militares y conquistó Túnez.

Los turcos siguieron siendo un peligro para Felipe II. En 1570, conquistaron Túnez y Chipre. En respuesta, España, Venecia y el papa firmaron una gran alianza que venció a los turcos en la batalla de Lepanto en 1571.

La defensa del catolicismo

En el Sacro Imperio, Carlos I luchó contra los príncipes alemanes que se unieron a la Reforma Protestante. A pesar de su éxito en 1547 en la Batalla de Mühlberg, tuvo que proclamar la libertad religiosa en la Paz de Augsburgo en 1555.

La lucha contra el protestantismo influyó también en la política exterior de Felipe II, quien veía en la Monarquía Hispánica la gran defensora del catolicismo. Por ello, intervino, sin éxito, en las guerras de religión de Francia entre católicos y calvinistas.

La guerra de Flandes

Imagen de dominio público

El calvinismo se había extendido por los Países Bajos. La intolerancia de Felipe II, unida a los elevados impuestos, provocó en estos territorios una grave rebelión en 1566.

Las provincias del norte, lideradas por Guillermo de Orange, se declararon independientes con el nombre de Provincias Unidas. El rey no lo aceptó y dio comienzo una larga y muy costosa . Esta duró 80 años. La independencia de este territorio no fue reconocida por España hasta 1648.

La guerra perjudicó al comercio con el mar Báltico (donde la Monarquía Hispánica compraba los pertrechos (equipamiento) para la Armada) y con Flandes, una de las regiones más ricas de Europa. Además, provocó el enfrentamiento con Inglaterra.

Desde la llegada al trono inglés de Isabel I en 1558, las relaciones España ⇄ Inglaterra empeoraron. El apoyo inglés a los rebeldes de los Países Bajos llevó a Felipe II a enviar contra Inglaterra la "Armada Invencible", una poderosa flota que fue derrotada en 1588

Categorías: AprenderGeografía e historia

Alexandru Theodor Muntenas

Estudiante de la ESO en el IES Montevives. Miembro del Área de Altas Capacidades del IES Montevives y percusionista en la Banda Municipal Las Gabias. Aprender es una pasión : 9

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar